Gabinete
Optométrico
Hipermetropía

¿Qué es la Hipermetropía?

 

 

La hipermetropía o hiperopía es un defecto refractivo por el cual la imagen se enfoca detrás de la retina. Por el contrario, la miopia consiste en la focalización delante de la retina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el ojo normal los rayos de luz convergen exactamente sobre la retina. Para que esto suceda, la potencia de los medios transparentes del ojo ha de ser la adecuada al diámetro longitudinal del globo ocular.

 

La causa de la hipermetropía puede ser:

- que el diámetro ocular sea pequeño

- más raramente, que la potencia óptica de la córnea y el cristalino sea menor de lo necesario (por el índice de refracción o bien por la curvatura inadecuada de la córnea).

 

El factor genético está demostrado como una posible causa de la hipermetropía.

No ha podido demostrarse concluyentemente que ningún hábito o condición ambiental pueda causarla. Se ha especulado con la posibilidad de que ciertas carencias vitamínicas o condiciones de iluminación pobres puedan inducirla.

 

La mayor parte de los niños son hipermétropes al nacer (hipermetropia fisiológica) y se va corrigiendo a medida que se desarrolla el ojo, hasta desaparecer en la adolescencia. Si llegada esta edad no se ha corregido completamente, probablemente el defecto persistirá el resto de la vida. La capacidad de acomodación del ojo joven suele ser suficiente para compensar el defecto. En los niños puede llegar a ser causa de ambliopía ("ojo vago").

 

La acomodación es la capacidad de los músculos ciliares para modificar la geometría del cristalino, aumentando su potencia óptica para permitir enfocar los objetos cercanos.

El ojo normal relaja los músculos ciliares en visión lejana.

 

El ojo hipermétrope sin embargo puede aprovechar esta capacidad para hacer que los rayos converjan sobre la retina y no detrás de ella.

 

Pero a medida que el objeto es más cercano, la acomodación se acerca a su límite y llega el momento en que no es suficiente para focalizar la luz sobre la retina. Entonces los objetos cercanos se verán borrosos. En resumen, el hipermétrope quizá puede compensar su defecto en visión lejana a costa de un esfuerzo ocular, pero no en visión cercana.

 

 

SÍNTOMAS

 

El síntoma principal es la visión borrosa de objetos cercanos. Otros pueden ser:

- dolor de cabeza a causa del esfuerzo ocular

- fatiga ocular,

- dolor ocular,

- visión borrosa lejana si la acomodación no es capaz de compensar el defecto, bien porque la hipermetropia sea elevada, bien porque con la edad se pierde capacidad de acomodación,

- en niños, estrabismo y ambliopía.

 

El caso de los niños ha de considerarse especialmente ya que no son conscientes de su visión defectuosa, de modo que hay que estar atento a ciertos síntomas como la desviación de los ojos. Debe acudirse al óptico optometrista periódicamente.

 

Aunque algunos síntomas son similares, no hay que confundirlos con los de la presbicia (vista cansada) que consiste en la pérdida del poder de acomodación del ojo por efecto de la edad.

 

 

 

LA GRAN GAMA DE LENTES GRADUADAS

Lentes I.Scription
Lentes Progresivas
Lentes Polarizados
Lentes Sol
Lentes Monofocales
Lentes Fotosensibles
Lentes Reducidas
Lentes Tratamientos
DESCUBRE

> Promociones

SÍGUENOS EN:

956 474 353

C/ De la Plaza 184

11510 Puerto Real (Cádiz)

c

Óptica Uriel 2013  | Todos los Derechos Reservados

| Política de Privacidad

| Aviso Legal

622 565 136