En Óptica Uriel realizamos un examen de salud visual para la Detección de la Degeneración de Retina
José Manuel
Gerente

La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) es una lesión o colaps de la mácula. La mácula es un área pequeña en la retina (un tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo). La mácula es la parte de la retina responsable por la visión central, la cual permite ver detalles finos claramente.

 

La mácula representa sólo una pequeña parte de la retina, sin embargo, es mucho más sensible a los detalles que el resto de la retina (llamada retina periférica). El buen funcionamiento de la mácula le permite realizar actividades como enhebrar una aguja, leer letra pequeña o señales de tránsito. La retina periférica le permite tener una visión lateral. Si alguien está de pie a un lado de su visión, la retina periférica le ayuda a reconocer la forma genérica de dicha persona.

 

Muchas personas mayores desarrollan degeneración macular como parte del proceso natural de envejecimiento del cuerpo. Hay diferentes tipos de problemas maculares, pero el más común es la degeneración macular relacionada con la edad.

 

Áreas oscuras en la visión central son un síntoma de degeneración macular.

 

La presencia de degeneración macular puede manifestarse con síntomas tales como una visión borrosa, zonas oscuras o distorsión en la visión central, y quizás una pérdida permanente de la visión central.

 

Por lo general, no afecta su visión lateral o periférica. Por ejemplo, si usted tiene una degeneración macular avanzada, puede ver la silueta de un reloj, pero es posible que no vea las manecillas que indican la hora.

 

Cuando la degeneración macular genera una pérdida de la visión, por lo general comienza en un solo ojo. El otro ojo puede ser afectado posteriormente.

 

Muchas personas no son conscientes de que tienen degeneración macular hasta que el cambio en su visión es notable, o cuando es detectada durante un examen ocular.

 

 

Estrés oxidativo y la degeneración macular

 

Nuestros cuerpos constantemente reaccionan con el oxígeno del medio ambiente. A través de la vida, y como resultado de esa actividad, el cuerpo produce unas moléculas pequeñas llamadas radicales libres. Los radicales libres afectan a nuestras células, dañándolas ocasionalmente.

 

Esto se conoce como estrés oxidativo y se cree que juega un papel importante en el desarrollo de la degeneración macular. Aproximadamente, 1 de cada 3 caucásicos tienen cambios genéticos que los hacen más propensos a daños causados por el estrés oxidativo, lo que puede conducir al desarrollo de una degeneración macular.

 

La degeneración macular en las familias

 

La herencia es otro factor de riesgo para desarrollar degeneración macular. Las personas con un familiar cercano que tenga la enfermedad tienen una mayor probabilidad de desarrollar degeneración macular.

 

Inflamación y degeneración macular

 

Algunos estudios han demostrado que la inflamación (hinchazón de los tejidos del cuerpo) puede jugar un papel en el desarrollo de la degeneración macular. La inflamación es la manera como el sistema inmunológico del cuerpo combate infecciones u otros elementos que considere como "invasores". Pero una inflamación asociada con un sistema inmunológico hiperactivo puede ser un factor de riesgo para desarrollar degeneración macular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gabinete
Optométrico
Detección
de la Degeneración de Retina

LA GRAN GAMA DE LENTES GRADUADAS

Lentes I.Scription
Lentes Progresivas
Lentes Polarizados
Lentes Sol
Lentes Monofocales
Lentes Fotosensibles
Lentes Reducidas
Lentes Tratamientos
DESCUBRE

> Promociones

SÍGUENOS EN:

956 474 353

C/ De la Plaza 184

11510 Puerto Real (Cádiz)

c

Óptica Uriel 2013  | Todos los Derechos Reservados

| Política de Privacidad

| Aviso Legal

622 565 136