Como elegir las gafas correctas
para niños

La receta del oftalmólogo y el consejo del óptico deben estar siempre presentes en la elección de las gafas de nuestro hijo.

 Antes de empezar a buscar las monturas, consulte con los profesionales de la visión. Si la receta requiere lentes con mucha graduación para corregir la visión de nuestro hijo, los cristales tendrán un espesor mayor. Si bien es cierto que hoy en día existen procesos de producción que nos permiten reducir el espesor de la lente, hay que tener en cuenta que a mayor reducción, mayor precio.

 

Recordemos que la finalidad última de la gafa es corregir la visión. Sin el diagnóstico correcto, no conseguiremos que nuestro hijo vea correctamente.

Material: pasta o metal En el pasado, las monturas de pasta fueron la mejor opción para los niños porque se las consideraba más duraderas, más ligeras y menos costosas. Sin embargo hoy en día, los fabricantes han incorporado esas características a las monturas metálicas.
En el caso de que su hijo tenga la piel sensible, existen además monturas fabricadas con materiales hipoalergénicos y extremadamente ligeras (titanio, tungsteno…). Estas monturas garantizan el máximo confort.
A nivel estético, en graduaciones altas, las monturas de pasta, permiten disimular mejor el grosor de la lente. Las monturas metálicas por otro lado son más finas y están disponibles con montura completa o ranuradas (sin montura en la parte inferior), como consecuencia podríamos decir que son más discretas.
Un puente adecuado Una de las partes más difíciles en la elección de la montura adecuada para un niño, es que la nariz no está plenamente desarrollada, por lo que es bastante común que la gafa se deslice hacia abajo. Las monturas del metal, utilizan generalmente unas almohadillas (plaquetas), que permiten un ajuste más individualizado. La mayoría de los fabricantes de gafas de pasta conocen este problema e incluyen puentes invertidos o anatómicos, así que existen monturas de pasta que se adaptan mejor a las narices pequeñas. En el caso de niños que no han desarrollado todavía tabique nasal, se aconsejan las monturas de silicona con “puente invertido”. Este tipo de montura a pesar de ser generalmente un poco menos favorecedora, garantiza una correcta sujección.
Varillas flexibles Una característica recomendable es que la varilla utilice bisagras con muelle. Estas bisagras especiales permiten a las varillas flexionarse hacia el exterior, sin causarle ningún daño a nuestro hijo y manteniendo la integridad de la gafa. Aunque a veces incrementan el precio de la gafa, puede llegar a ser una buena inversión.
Los niños no siempre son cuidadosos al ponerse y quitarse las gafas y las varillas flexibles ayudan a prevenir roturas, ajustes frecuentes y costosas reparaciones. También son útiles si el niño se duerme con las gafas, o simplemente tiene un mal día jugando.
 En Óptica Uriel cubrimos la evolución visual en la primera etapa de la infancia. Diagnosticamos los problemas de aprendizaje en la infancia relacionados con la visión. Con un sencillo test podemos saber, sea cual sea la edad del niño, si presenta algunas deficiencias visuales tanto refractivas como de alineación de los ejes visuales. Otras pruebas de atención visual para niños en Óptica Uriel: . Salud ocular (examen interior y exterior del ojo)
. Acomodación (visión correcta y rápida en todas las distancias)
. Visión binocular (estrabismos, diplopia, ojo vago o ambliopía)
. Deficiencia en la visión de los colores
. Terapia visual (ergonomía de visión, ayudas visuales...)
. Rehabilitación visual (tratar de recuperar la visión normal)
. Exploración de la motilidad ocular
LENTES DE CONTACTO
GAFAS GRADUADAS
GAFAS DE SOL
LENTES GRADUADAS
> más información
> más información
> más información
> más información

> Promociones

SÍGUENOS EN:

956 474 353

C/ De la Plaza 184

11510 Puerto Real (Cádiz)

c

Óptica Uriel 2013  | Todos los Derechos Reservados

| Política de Privacidad

| Aviso Legal

622 565 136